otitis en niños

Otitis en niños: factores desencadenantes, prevención y tratamiento

 

Con la llegada del otoño y la bajada de temperaturas la otitis vuelve a aparecer de una forma más recurrente, especialmente en los niños. En este artículo queremos detallar cuáles son los factores más frecuentes que pueden desencadenar esta infección del oído.

La bajada de temperatura típica de estos meses provoca la aparición de catarros, que es una de las condiciones más frecuentes por las que se generan las otitis. Ese exceso de moco acaba en el oído medio y suele infectarse con suma facilidad, sobre todo en niños.

La bajada de temperatura típica de estos meses provoca la aparición de catarros, que es una de las condiciones más frecuentes por las que se generan las otitis.

¿Por qué aparece la otitis de forma más frecuente en los niños?

El hecho de que la otitis aparezca de forma más frecuente en niños tiene una explicación lógica, y es porque la dimensión de la Trompa de Eustaquio en edad infantil es mucho menor, además de ser más horizontal que en los adultos, y hace que a la mucosa y a las bacterias les sea más sencillo llegar al oído medio desde la nariz y garganta.

Cuando aparece la otitis y miramos el oído a través del otoscopio podremos observar que la membrana timpánica está muy enrojecida y abombada hacia fuera. En este caso hablaremos de una otitis media aguda que habitualmente viene acompañada de fiebre alta.

En el caso de los resfriados es muy importante sonarse correctamente la nariz, haciéndolo por lados y de forma alterna para evitar que los mocos suban al oído debido a la presión que se provoca cuando se tapan los dos orificios nasales al sonarse. Esto es muy importante en el caso de los niños que son una población más vulnerable a la otitis.

Otra causa que origina la otitis externa es la mala higiene auditiva en periodos donde se acumula más mucosa. No es conveniente dejar que el cerumen se acumule ya que puede resultar un importante foco de infección de diferentes bacterias.

Hemos destacado en otros artículos de nuestro blog la importancia del mal uso que se le da a los bastones para los oídos para eliminar el exceso de cerumen. El propio oído tiene un mecanismo natural de autolimpieza y expulsión de esa cera; introducir un objeto para limpiarlo puede acarrear consecuencias negativas y conseguir no solo no eliminarla cuando se usa con demasiada profundidad, sino compactarla y provocar un tapón que favorezca la infección.

Ese no es el único motivo, ya que la introducción de un bastón o de cualquier otro objeto puede llegar a provocar lesiones en el tímpano.

Es muy importante el seguimiento del paciente con otitis ya que su complicación puede derivar en una otitis media perforada o supurada. El hecho de que se acumule demasiado moco genera un aumento de presión en el oído, acompañado de un dolor intenso. En algunas ocasiones esa presión acaba incluso rasgando el tímpano, que es la membrana que separa el oído medio del externo y se produce supuración (otorrea).

Una vez perforado, el líquido puede salir del oído provocando una bajada de presión en el interior del mismo y la desaparición total o parcial del dolor, por lo tanto mejoran los síntomas.

Mastoiditis

En niños y en casos complicados la otitis puede acabar en mastoiditis que es la inflamación del hueso situado detrás de la oreja. Este hecho se considera una urgencia.

El signo típico es la desaparición del surco retroauricular y enrojecimiento de la zona además de dolor a la palpación y fiebre elevada.

Tratamiento de la mastoiditis

El tratamiento de la mastoiditis se realiza se realiza con antibióticos por vía intravenosa y por tanto requiere hospitalización. En la mayoría de los casos se coloca un drenaje transtimpánico para evacuar el moco. En contadas ocasiones es preciso realizar un drenaje mastoideo quirúrgico.

About the Author :

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH