Otitis Infantil

Otitis infantil: síntomas, diagnóstico y guía de tratamiento

La experiencia de un bebé que no puede conciliar el sueño, mientras se queja o llora con intensidad, es algo que llena de ansiedad a los padres, porque no saben qué le pasa a su hijo. Pero hay un método sencillo, para descartar un problema del oído: Tocar el lóbulo de la oreja del bebé o niño, si se percibe un incremento de llanto, hay muchas probabilidades que se trate de una otitis infantil.

La otitis infantil es una   inflamación del oído medio, muy recurrente en los niños menores de 3 años de edad; en los que van a la guardería o que han acumulado mocos derivados de un catarro.

Causas de la otitis infantil

La aparición de la otitis en bebés y niños, es causada por una infección y hace acto de presencia tras una afección de las vías respiratorias altas con mucosidad, como un resfriado o gripe. La infección en el oído medio produce líquido, incluso moco; que ejercen presión sobre el tímpano, ocasionando dolor. 

Este dolor es el síntoma más relevante de la otitis infantil; aunque existen otros, como la alteración de los ciclos de sueño y del apetito; supuración del oído, náuseas, fiebre y dificultad para escuchar. La causa se debe a que la nariz tiene conexión con el oído por un canal llamado trompa de Eustaquio (muy corto en los niños); por lo cual, ante la presencia de mocos nasales, éstos pasan al oído propiciando una infección viral o bacteriana que termina inflamándolo.

Para disminuir la frecuencia de la otitis en bebés y niños, os dejamos estos consejos que vienen a ser como una guía de prevención y tratamiento de la otitis infantil.

Guía de prevención y tratamiento de la otitis infantil

Las medidas más importantes y eficientes para prevenir la otitis externa son:

  • Evitar la exposición de los bebés y niños a los factores de riesgo que predisponen a la otitis, como:
    • Humedad ambiental y uso de aguas contaminadas para el baño.
    • Exposición a temperaturas elevadas y sudoración.
    • Inadecuada higiene y abuso de la limpieza de oídos con bastoncillos de algodón.
    • Entornos con humo de tabaco; uso de chupetes o uso indiscriminado de los antibióticos.

Hay que recordar que el contacto con otros virus con procesos catarrales favorecen las otitis, por ello es más frecuente si asisten a la guardería o colegio. 

  • La lactancia materna, porque retrasa la aparición de la otitis en los bebés.
  • El proceso de aprendizaje del niño para expulsar las mucosidades nasales en lugar de absorberlas. Es muy importante la expulsión de los mocos, porque evita que éstos pasen al oído y generen la infección e inflamación del oído. Se aconsejan lavados nasales.
  • Realizar la limpieza de la oreja y del principio del canal auditivo, con suavidad y sin abusar del uso de los bastoncillos de algodón.
  • Ladear, suavemente, la cabeza del niño para que el exceso de agua que entra al oído durante el baño, salga.
  • Evitar la humedad en el oído, utilizando tapones o gorros de baño para baños de mar o piscinas.
  • Evitar introducir en el oído de los bebés y niños, objetos punzantes como hebillas, horquillas para sujetar el pelo, para eliminar el cerumen; porque aumenta el riesgo de desarrollar otitis externa u otitis media, cuando estos objetos lesionan la piel del conducto auditivo.

Nota: Acudir al pediatra ante cambios del cerumen y presencia de fiebre; supuración, dolor o picor en los oídos.

Los padres deben de tener en cuenta que, si los bebés y niños sufren de enfermedades crónicas como eczema y dermatitis, están predispuestos a sufrir con mayor frecuencia de otitis, en este caso, externa.

Tratamiento de la otitis infantil.

La otitis en bebés y niños recibe un tratamiento específico, una vez se ha identificado el tipo de otitis. Por ser un proceso doloroso, los especialistas recomiendan el uso de analgésicos como ibuprofeno o paracetamol. 

Pero como la otitis infantil, por lo general, remite en un lapso no mayor a 72 horas; los pediatras prescriben antibióticos solamente, teniendo en cuenta  la edad del niño, además de  otras condiciones. Es así que el tratamiento de la otitis infantil con antibiótico, el pediatra lo maneja como se indica a continuación:

  • Bebés menores de 6 meses: el uso del antibiótico está indicado, por lo general. 
  • Niños con edades comprendidas entre los 6 meses y 2 años: El pediatra puede prescribir antibiótico de acuerdo al estado general del  infante; si presenta fiebre alta o si asiste a una guardería; por cuanto los niños que asisten a guarderías tienen mayor riesgo de una infección bacteriana.  
  • Niños con edad mayor a 2 años: los pediatras prescriben antibióticos, si presentan fiebre alta o mal estado general. Otra condición para la prescripción de antibióticos, para los niños de esta edad que presentan otitis del oído medio, es cuando existe supuración por el oído o si existe el riesgo de perforación del tímpano, ante un cuadro de inflamación.  Pero si el niño mantiene un estado general bueno, no se prescribe antibiótico, sino que se espera el lapso de 72 horas, para observar si la otitis remite y mejora; pero si pasado ese tiempo la otitis persiste, sí se indica el antibiótico.

Pero siempre tenemos que recordar que la causa es la obstrucción de la trompa de Eustaquio. Por ello si la otitis es media debemos favorecer la higiene nasal y la limpieza de mocos. En este sentido, muchas veces estos tratamientos se deben acompañar de lavados nasales, aerosoles, descongestionantes nasales, según la edad.

En los casos recurrentes que no acaban de mejorar y que claramente se asocian a hipertrofia adenoidea, el otorrino debe valorar la colocación de drenajes transtimpánicos y la adenoidectomía. 

 

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH