Radiofrecuencia en ORL

Radiofrecuencia en ORL

amigdalitis

La radiofrecuencia y la resonancia cuántica molecular son dos sistemas de aplicación de energía sobre los tejidos que tienen gran utilidad para tratar distintas patologías otorrinolaringológicas.

Se trata básicamente de la aplicación de energía de alta frecuencia a baja temperatura que tiene diversos efectos en el tejido que tratamos.

Ventajas del uso de la radiofrecuencia en ORL

Fundamentalmente nos permite disminuir tejido donde está en exceso o coagular vasos sanguíneos, todo ello produciendo un mínimo daño a los tejidos circundantes.

Otra de las ventajas que aportan estos sistemas es que la fase de reparación y cicatrización es más favorable que con otros sistemas de calor.

Tipología

Dependiendo de la localización del tejido al que queramos acceder existen diversos instrumentos para la aplicación de esta energía:

En Rinología aplicamos esta técnica para reducir el grosor de los cornetes inferiores en cualquier tipo de rinitis, permitiendo crear un mayor espacio respiratorio sin dañar el resto de la mucosa; lo que evita la formación de costras a largo plazo, mejora el espacio respiratorio y reduce la necesidad de utilizar medicaciones para la obstrucción nasal.

Otra indicación importante de estos sistemas es la roncopatía y la apnea del sueño en adultos. Mediante distintos tipos de sondas la radiofrecuencia se aplica en zonas como el paladar blando, las amígdalas o la base de lengua con la finalidad tanto de reducir tejido como de aumentar su rigidez y que el calibre de la vía respiratoria sea mayor y más estable durante el sueño.

Uso de la radiofrecuencia en ORL para niños

En los niños la utilización de estos sistemas ha supuesto una gran ventaja en cuanto a la resolución de la patología obstructiva causada por el aumento de tamaño de amígdalas y vegetaciones. La hipertrofia adenoamigdalar (HAA) puede producir diversos grados de afectación en la salud infantil, desde la respiración oral (causante de alteraciones en el desarrollo orofacial), las otitis serosas, hasta el grado máximo que es síndrome de apnea del sueño infantil.

En estos casos la radiofrecuencia ayuda en la cirugía con los sistemas de coagulación, pero fundamentalmente encontramos una gran utilidad en la reducción del tejido amigdalar pudiendo evitar en muchas casos la realización de una amigdalectomía (quitar las amígdalas) intervención con un postoperatorio peor y más complicaciones asociadas.

Debemos aclarar que la reducción de amígdalas tiene utilidad en los casos de obstrucción de la vía respiratoria por aumento del tamaño de las amígdalas, pero en ningún caso sustituye a la indicación de amigdalectomía por infecciones repetidas, donde los sistemas de coagulación bipolar por radiofrecuencia también facilitan la realización de la técnica quirúrgica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH