Otitis Serosa

Es el resultado de la mala ventilación del oído medio, con lo que aparece presión negativa o acumulación de líquido seroso si persiste durante mucho tiempo.

Se debe a que la Trompa de Eustaquio, que comunica el oído con la parte posterior de la nariz, no funciona o lo hace de manera deficiente. En los casos más leves se nota por padecer presión, dolor, o pérdida de audición de mayor o menor duración coincidiendo con vuelos, inmersiones (buceo), viajes a la montaña o catarros nasales.

En casos más severos, suele estar relacionado con patología crónica naso-sinusal, como desviaciones del tabique nasal, pólipos paranasales, adenoides en el cavum, etc. En los adultos puede no encontrarse patología que lo justifique, por lo que si no se puede solucionar el problema causal, y se deja evolucionar, puede acabar produciéndose una retracción del tímpano, una perforación timpánica, o una retracción atical que acabe desarrollando un colesteatoma.

Por ello en muchos casos, si los tratamientos que se realizan no dan resultado satisfactorio, es preciso la colocación de un drenaje transtimpánico que consiga compensar las presiones del oído medio, acabando con las molestias que esto produce, y previniendo complicaciones posteriores.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH