Garganta

Subespecialidad de la ORL que se ocupa de estudiar y tratar la patología de la faringe.

La faringe, que forma parte de las vías respiratorias y digestivas superiores, se extiende desde la base del cráneo hasta el esófago y está formada por mucosa tanto muscular como adventicia o serosa.

Podríamos establecer tres estratos o pisos, que de arriba hacia abajo serían: la rinofaringe (a la altura de la nariz), la orofaringe (a la altura de la boca) y la faringolaringe (próxima y previa a la laringe).

La faringe contiene el denominado anillo de Waldeyer, conjunto de estructuras linfoepiteliales denominadas amígdalas, que pueden provocar diversas patologías infecciosas o por hipertrofia, dependiendo de su hiperactividad. Es importante tenerlo en cuenta por su frecuencia durante la infancia.

Este anillo linfático de Waldeyer está formado por:

a) En la rinofaringe:

– Amígdala tubárica

– Amígdala faríngea o adenoides

b) En la orofaringe:

– Amígdala palatina

– Amígdala lingual

– Folículos linfoides de la pared posterior de la orofaringe

Las amígdalas son órganos inmunocompetentes que participan en la defensa del organismo frente a los agentes externos formando parte del sistema inmunitario.

En la primera infancia se produce un incremento de la amígdala faríngea y de la amígdala tubárica y de los 3 a 5 años se produce un incremento de las amígdalas palatinas. A partir de esta edad disminuirán notablemente de tamaño, pasando a ser en el adulto la amígdala lingual la de mayor tamaño.

Entre los factores predisponentes a la patología faríngea son:

  • Alérgicos
  • Laborales
  • Contaminantes
  • Ambientales
  • Tabaco
  • Alcohol
  • Reflujo gastroesofágico

Por otro lado son enfermedades predisponentes:

  • Alteraciones metabólicas
  • Neuropatías
  • Enfermedad de vecindad (sinusitis)
  • Alteraciones anatómicas que provocan la respiración oral
  • Somatización de problemas sociales

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH