Dolor garganta aire acondicionado en verano

Los peligros para la garganta del uso del aire acondicionado en verano

Con la llegada del verano y las altas temperaturas el uso de los equipos de aire acondicionado se incrementa notablemente, y no solo en casa, sino en la oficina, el coche, supermercado, banco o centros comerciales…aunque no lo quieras, resulta difícil escapar de ellos.

Es el remedio más socorrido para paliar el calor, pero debemos conocer también que su uso puede provocar carencias en nuestro sistema inmunitario y acarrerarnos problemas de garganta a corto plazo tales como faringitis, laringitis y/o alteraciones de la voz.

En este artículo nuestros especialistas hablan de su origen, síntomas y medias preventivas para evitarlas.

¿Por qué el aire acondicionado puede provocar problemas de garganta?

Esto es debido a que el frío que expulsan estos aparatos de refrigeración ocasionan alteraciones en los sistemas de defensa naturales de la nariz y garganta, provocando que los cilios pierdan movilidad y que la circulación normal de la mucosa se vuelva más lenta o incluso cese por completo.

La pérdida de actividad de la misma puede dar lugar incluso a la aparición de sinusitis y otitis, por afección de la Trompa de Eustaquio.

Aunque esto no es todo, con el uso del aire acondicionado en verano el ambiente se vuelve más seco, mermando también estos sistemas naturales de defensa. Además del frío prolongado es recomendable evitar la sequedad ambiental y los cambios bruscos de temperatura.

Según datos de la SEORL, la faringitis es el causante del consumo del 36% de antibióticos en España, siendo una causa frecuente de consulta médica incluso en verano.

Factores como cambios bruscos de temperatura, la baja humedad y el ambiente seco que generan los equipos de aire acondicionado ya mencionados pueden provocar la inflamación de tejido faríngeo.

Síntomas de la faringitis

Entre los principales síntomas podemos destacar la sensación de sequedad, molestias en la zona de la faringe, carraspeo, sensación de quemazón y exudado que desencadena una tos persistente.

En casos más graves pueden aparecer también otros síntomas como fiebre, escalofríos o dolor de cabeza. En el caso de que estos síntomas persistan recomendamos acudir a su otorrinolaringólogo de referencia lo antes posible.

La mayor parte de los casos suelen ser de tipo vírico, en estos casos se indicará reposo relativo con antiinflamatorios y si existe sospecha de que el origen pueda ser bacteriano se usará también antibiótico de forma complementaria.

Causas

Además de las causas citadas anteriormente, como los cambios bruscos de temperatura, podemos añadir el tabaco, la contaminación o la exposición a vapores irritantes, entre otras de las causas que pueden favorecer la aparición de laringitis.

Medidas preventivas

Nuestros especialistas recomiendan evitar el uso prolongado del aire acondicionado y evitar, en la medida de lo posible, cambios bruscos de temperatura para prevenir estos problemas de garganta durante el verano.

Es aconsejable llevar acabo una constante y adecuada hidratación para paliar la sequedad del ambiente, incluso con el uso de humidificadores en casa o en la oficina.

Una dieta equilibrada y medidas higiénicas básicas como el lavado de manos son también factores que nos ayudarán a mantener nuestra garganta en perfecto estado en verano.

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH